Servicio Militar en Canarias...Capítulo 5

Francmi08
Compartir:


El día 13 de Abril salí hacia la península en un vuelo de Iberia, llegando a mi casa ese mismo día sobre las 20'30 horas y sin haber avisado a nadie de mi llegada, por lo que la sorpresa fue de "impacto". Tras la indudable alegría de estar de permiso, a los pocos días  llegó el deseo de volver a Las Palmas, si, aunque parezca increible fue así, echaba de menos el cuartel y a toda la peña que lo formaba. Día tras día fue pasando el mes de permiso y llegó la hora de regresar a Canarias, cosa que ocurría el día 14 de Mayo. Mi llegada al R.I.C. 50 se producía a las 15'00 horas de ese día, y lo primero que hice fue llamar por teléfono a mi casa; mi sorpresa fue que mis padres y mi novia acababan de llegar del aeropuerto de Manises, a 45 kms. aproximadamente de mi casa, casi llego yo antes que ellos... Una vez hecho esto, me acosté en la 6ª Compañía ya que la mía se encontraba de maniobras. A las 06'00 de la mañana me llamaron para irme con el camión de la comida hasta donde se encontraban mis compañeros, llegando allí a la hora del desayuno y una vez me había presentado al Tte. de Semana, me fui a desayunar con el resto de la compañía mientras contaba cosas de mi viaje. Una vez terminamos, nos hicieron cargar con la ALTUS y nos dispusimos a patear kilómetros y kilómetros de isla, hasta las 17'00 horas, que fue cuando decidieron buscar un sitio donde pasar la noche. A las 21'00 p.m. estábamos metidos en las tiendas de campaña y la mitad durmiendo ya, pues el palizón que nos dieron durante todo el día fue "muy fuerte" para nuestros cuerpos, y más para el mio que acababa de llegar de darme la gran vida durante todo un mes.
La diana sonó a las 06'00 de la mañana, desayunamos y nos dirigimos a donde, teóricamente, debíamos tomar posiciones pero alguien quitó las banderas de señalización y nos tuvimos que trasladar con un largo "paseo", hasta cerca de una aldea, donde,separados por un barranco de la misma, pasamos la noche sin montar las tiendas. A las 05'00 a.m. y antes del amanecer, nos despertaron para cruzar la aldea sin que ninguno de los pocos habitantes que en ella habían nos viera; seguimos caminando hasta las 10'00 a.m., hora en que divisamos las banderas enemigas y procedimos al asalto; una vez finalizado éste nos dieron el desayuno y continuamos la marcha hasta encontrar otro enemigo (cuando digo enemigo me refiero a banderas de color amarillo), el cual desapareció cuando nos disponíamos al asalto, lo que nos vino de maravilla ya que entonces nos dieron de comer. Aprovechamos para hablar de lo absurdo que resultaba aquello, perseguir unas banderas,¡ja,ja,ja! nos parecía cosa de locos, pero eran cosas del Ejército. Después de comer nos trasladamos a unos 500 metros e instalamos el campamento para pasar allí la noche. La diana del viernes fue a las 05'30 y después de desayunar comenzamos a andar hasta llegar a Masaciega donde se encontraba el "RADAR" de comunicaciones del aeropuerto. Desde allí y cargando con la mochila de combate emprendimos una marcha de 20 kilómetros por carreteras de asfalto y con muchos cambios de nivel, subidas, bajadas y curvas lo que nos hacía cansar mas todavía,pero aun así, sacamos una media de 6 Km./h. La sorpresa vino cuando acabamos de patear, ya que fuimos a parar al mismo sitio de donde habíamos salido. Al llegar nos hinchamos de agua y nos pusimos a montar el campamento.
 Después de comer, nos formaron a los que llegamos de permiso y nos pasaron revista de pelo, tras lo cual el Tte. Castellanos nos arrestó a casi todos, manda cojones que acababa de venir de permiso y tenía mi primer arresto, por culpa del pelo... Pasó la tarde sin que hiciéramos nada más y cuando llegó la noche nos dieron la cena, encendimos una fogata al lado de la "tienda-cantina" y nos liamos con cervezas, cubatas y calimocho hasta la madrugada, aunque yo tuve que cortar por 2 horas la fiesta ya que me tocaba la primera imaginaria a la que me castigó el Teniente. A las 07'00 de la mañana del sábado desmontábamos el campamento y nos dirigimos hacia la carretera, con las ALTUS cargadas con todo el equipo, a esperar a los camiones que nos llevarían al Regimiento, llegando a éste alrededor de las 10'00 de la mañana y tras dejar el equipo en la compañía nos pusimos a limpiar el armamento acabando así la penúltima de mis salidas al campo.

No olvides suscribirte, para recibir todas las entradas, directamente a tu correo.

Ingresa tu correo electrónico:

Recuerda confirmar tu suscripción, haciendo click en el enlace que recibirás por correo.

3 Comentarios :

  1. Que tal todo? Como te va?. Ya veo que has dao un nuevo estilo a la pagina (Me gusta), bueno nada mas, he pasao a saludarte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de leerte por aquí, en ello estamos, aunque todo va despacio y con la inestimable ayuda de gente como tú, me alegra que te guste y bueno, intentaré ir puliendo poco a poco un estilo definido para la página.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Quieres ver una entrada al azar?

Nuestros vídeos

Loading...

Sigue nuestros vídeos

Google Analytics Alternative