Servicio Militar en Canarias...Capítulo 5

Francmi08


El día 13 de Abril salí hacia la península en un vuelo de Iberia, llegando a mi casa ese mismo día sobre las 20'30 horas y sin haber avisado a nadie de mi llegada, por lo que la sorpresa fue de "impacto". Tras la indudable alegría de estar de permiso, a los pocos días  llegó el deseo de volver a Las Palmas, si, aunque parezca increible fue así, echaba de menos el cuartel y a toda la peña que lo formaba. Día tras día fue pasando el mes de permiso y llegó la hora de regresar a Canarias, cosa que ocurría el día 14 de Mayo. Mi llegada al R.I.C. 50 se producía a las 15'00 horas de ese día, y lo primero que hice fue llamar por teléfono a mi casa; mi sorpresa fue que mis padres y mi novia acababan de llegar del aeropuerto de Manises, a 45 kms. aproximadamente de mi casa, casi llego yo antes que ellos... Una vez hecho esto, me acosté en la 6ª Compañía ya que la mía se encontraba de maniobras. A las 06'00 de la mañana me llamaron para irme con el camión de la comida hasta donde se encontraban mis compañeros, llegando allí a la hora del desayuno y una vez me había presentado al Tte. de Semana, me fui a desayunar con el resto de la compañía mientras contaba cosas de mi viaje. Una vez terminamos, nos hicieron cargar con la ALTUS y nos dispusimos a patear kilómetros y kilómetros de isla, hasta las 17'00 horas, que fue cuando decidieron buscar un sitio donde pasar la noche. A las 21'00 p.m. estábamos metidos en las tiendas de campaña y la mitad durmiendo ya, pues el palizón que nos dieron durante todo el día fue "muy fuerte" para nuestros cuerpos, y más para el mio que acababa de llegar de darme la gran vida durante todo un mes.
La diana sonó a las 06'00 de la mañana, desayunamos y nos dirigimos a donde, teóricamente, debíamos tomar posiciones pero alguien quitó las banderas de señalización y nos tuvimos que trasladar con un largo "paseo", hasta cerca de una aldea, donde,separados por un barranco de la misma, pasamos la noche sin montar las tiendas. A las 05'00 a.m. y antes del amanecer, nos despertaron para cruzar la aldea sin que ninguno de los pocos habitantes que en ella habían nos viera; seguimos caminando hasta las 10'00 a.m., hora en que divisamos las banderas enemigas y procedimos al asalto; una vez finalizado éste nos dieron el desayuno y continuamos la marcha hasta encontrar otro enemigo (cuando digo enemigo me refiero a banderas de color amarillo), el cual desapareció cuando nos disponíamos al asalto, lo que nos vino de maravilla ya que entonces nos dieron de comer. Aprovechamos para hablar de lo absurdo que resultaba aquello, perseguir unas banderas,¡ja,ja,ja! nos parecía cosa de locos, pero eran cosas del Ejército. Después de comer nos trasladamos a unos 500 metros e instalamos el campamento para pasar allí la noche. La diana del viernes fue a las 05'30 y después de desayunar comenzamos a andar hasta llegar a Masaciega donde se encontraba el "RADAR" de comunicaciones del aeropuerto. Desde allí y cargando con la mochila de combate emprendimos una marcha de 20 kilómetros por carreteras de asfalto y con muchos cambios de nivel, subidas, bajadas y curvas lo que nos hacía cansar mas todavía,pero aun así, sacamos una media de 6 Km./h. La sorpresa vino cuando acabamos de patear, ya que fuimos a parar al mismo sitio de donde habíamos salido. Al llegar nos hinchamos de agua y nos pusimos a montar el campamento.
 Después de comer, nos formaron a los que llegamos de permiso y nos pasaron revista de pelo, tras lo cual el Tte. Castellanos nos arrestó a casi todos, manda cojones que acababa de venir de permiso y tenía mi primer arresto, por culpa del pelo... Pasó la tarde sin que hiciéramos nada más y cuando llegó la noche nos dieron la cena, encendimos una fogata al lado de la "tienda-cantina" y nos liamos con cervezas, cubatas y calimocho hasta la madrugada, aunque yo tuve que cortar por 2 horas la fiesta ya que me tocaba la primera imaginaria a la que me castigó el Teniente. A las 07'00 de la mañana del sábado desmontábamos el campamento y nos dirigimos hacia la carretera, con las ALTUS cargadas con todo el equipo, a esperar a los camiones que nos llevarían al Regimiento, llegando a éste alrededor de las 10'00 de la mañana y tras dejar el equipo en la compañía nos pusimos a limpiar el armamento acabando así la penúltima de mis salidas al campo.

Aniversario fundación de la Bripac...

Francmi08

Hoy, día 23 de Febrero de 2012 y siendo el día del aniversario de la fundación de la Fuerzas Paracaidistas del Ejército de Tierra, cuya creación se remonta al 17 de Octubre del 53, queremos recordar al que fuera uno de los cofundadores de dicho cuerpo, el General de División D. Luis Felipe Quintas Gil, fallecido en Madrid el 6 de Febrero a los 87 años. Y el dedicarle este recuerdo en este blog, se debe a su relación con la tierra canaria, ya que después de ser nombrado jefe del Batallón de Carros del Regimiento de Infantería Mecanizada Wad-Ras 55 al ascender a Teniente Coronel y poco después ser nombrado Coronel, fue trasladado a Fuerteventura, haciéndose cargo del mando del Tercio D. Juan de Austria en el que diera sus primeros pasos como oficial. Al ascender a General en 1983, fue nombrado Jefe de la Brigada Acorazada XII. Tras su ascenso a General de División fue designado Subinspector de Tropas y Servicios de la Capitanía General de la Zona Militar de Canarias y Gobernador Militar de Tenerife.
Pero si comenzamos por el principio, diremos que ingresó en la Academia General de Zaragoza con la 3ª Promoción en 1944. Su primer destino como Teniente de Infantería fue el Tercio Juan de Austria, Tercero de la Legión.
El 23 de febrero de 1954, fecha fundacional de las Fuerzas Paracaidistas del Ejército de Tierra, realizó el primer salto de esta Unidad junto con dos capitanes, otros cinco tenientes, doce sargentos y 149 soldados, siendo el teniente más antiguo de los participantes, que compondrían la 1ª Compañía de la I Bandera Paracaidista del Ejército de Tierra Español, que fue denominada con el nombre del caudillo almogávar Roger de Flor. El salto se realizó desde aviones Junkers y Savoia en la Escuela Militar de Paracaidistas del Ejército del Aire en Alcantarilla, Murcia. Permaneció los 13 años del empleo de Capitán en esa Unidad de nueva creación que recibiría su bautismo de fuego en la Guerra de Ifni en 1957. El 8 de abril de 1959 le fue concedida la Cruz al Merito Militar con distintivo Rojo, por su destacada actuación en los combates durante las operaciones militares en Ifni- Sahara.
En el año 1968 sufre un accidente paracaidista y se le declara Caballero Mutilado Útil en Acto de Servicio. Tras su paso por la Plana Mayor del Regimiento Inmemorial del Rey, fue destinado a la Plana Mayor del Batallón de Carros del Regimiento Alcázar de Toledo 61 con el que desembarca en la plaza de El Aiún el 23 de octubre de 1974, para participar en las operaciones en aquella zona.

El Regimiento y el deporte...Canary Infantry 50

Francmi08

Todos aquellos que pasamos por el Regimiento de Infantería Canarias 50 (en este caso me refiero a la época de los años 80) creo que recordamos como casi el único deporte que practicábamos entonces, era el que se hacía durante la instrucción en Las Coloradas, es decir unas cuantas carreras, un poco de pista americana, alguna tabla de gimnasia como en los colegios de primaria y poco más. Con esto no quiero decir que nadie practicara deporte, pero si que éramos muy pocos los que lo hacíamos.



Pues los tiempos cambian y con ellos las costumbres, la forma de vida, los conceptos de salud y forma física y el entrenamiento en general de los que forman hoy en día el ejército español, entre otras cosas por el alto nivel de preparación que se requiere en los cuerpos militares. En ese aspecto no podía faltar el RIL 50  (o RIC 50 como yo lo conocí), y como muestra de ello tenemos la creación del Club Deportivo "Canary Infantry 50", un club civil, pero que tiene un gran vínculo de unión con el RIL 50 y que según citan en su web, "nace con el objetivo de potenciar el deporte cívico-militar en las Islas Canarias" y que tienen como objetivos "tanto el participar en pruebas, como la organización de las mismas, teniendo como primer proyecto, la realización de una prueba de triatlón olímpico en el marco incomparable de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria.



El Club parece que está por la labor de fomentar las relaciones entre la población civil y el ejército a través del deporte y para ello comienza creando una prueba de Triatlón en la ciudad de Las Palmas, denominada I Triatlón Olímpico Trofeo Canarias 50, queconsta de un tramo de natacion de 1.500 m., 40 km. en bicicleta y 10 km. de carrera a pie y que será puntuable para el Campeonato Nacional. Las reglas que se seguirán son las dictadas por la WTC (World Triatlon Corporation), en la FETRI (Federación Española de Triatlón), y en la FECANTRI (Federación Canaria de Triatlón).



La fecha establecida para la celebración de la prueba será el dia 22 de abril de 2012 (Domingo), a las 10:00 de la mañana, esperando que se repita cada año. Suponemos que entre los participantes habrá miembros del Regimiento como en otras pruebas que se vienen realizando hasta la fecha tanto en el acuartelamiento(Coloradas, Bichillorunner) como en la ciudad o en la isla (como son FUDENAS (Regimiento Soria 9), el Maratón de Las Palmas de Gran Canaria, el MTB Maratón, la Transgrancanaria, la Canary Bike, etc..y de las cuales os dejo sus enlaces correspondientes.

Salida en el RIL 50 de la Bichillorunner.



Subiendo a Las Coloradas
Como podemos ver en la segunda imagen, no existe una edad límite para correr o practicar deporte.
También me gustaría dejar constancia en imágenes de lo que en su día denominaban "deporte", cuando subían a Las Coloradas por las mañanas, cargados con todo el equipo y de repente al llegar arriba decían, " a cambiarse" y tocaba ponerse el pantalón corto y la camiseta blanca y hala, a correr por la explanada...
Las fotos no son de mi época, pero creo que darán una idea de los cambios en las formas y los modos de instruir a los componentes del ejército según los años van pasando. Las fotos que vienen a continuación son de los años 70.
En fin, que los recuerdos, recuerdos son y en eso se quedan. 
Desde este blog, le deseamos al nuevo Club Deportivo Canary Infantry 50  y a los componentes del Regimiento de Infantería Canarias 50.lo mejor en este comienzo y ojala que alcancen muchos éxitos y triunfos allá donde vayan, tal y como lo han demostrado hasta el momento los Regimientos que conforman la Brigada de Infanteria Ligera Canarias XVI que cuentan con un gran potencial humano, ocupando los primeros puestos en los campeonatos del Ejercito de Tierra.

El enlace a la web del club es el que podéis encontrar pinchando AQUÍ.

El recuerdo para las tropas españolas

Francmi08

En noviembre pasado España rendía homenaje a los 46.000 militares y guardias civiles que habían participado en la misión de Bosnia Herzegovina, una presencia de dieciocho años en los Balcanes que están en el recuerdo y que vuelven a la actualidad gracias a distintas exposiciones que la conmemoran.
El Cuartel General del Ejército de Tierra, a través de la Comandancia General de Ceuta, ha querido mantener vivas las imágenes de esta primera misión humanitaria de las tropas españolas en el extranjero con la apertura de exposiciones en distintas autonomías del país.
Ceuta, cuna de La Legión, ha tenido una palabra importante en esta misión ya que fue un militar destinado en la ciudad -el teniente Muñoz Castellanos- el primer militar español que falleció en el extranjero en una misión de estas características, el 13 de mayo de 1993. Desde hoy los salones del Casino Militar de Ceuta son un tributo a la misión de Bosnia. Fotografías de dieciocho años de ayuda humanitaria, material recogido en Bosnia y utensilios empleados en esta campaña adornan las paredes para recordar que dieciocho años en los Balcanes dan para mucho. Una mascarilla de bronce del teniente Muñoz Castellanos, un machete de fusil de asalto recogido en Bosnia, un cartucho de ametralladora, un uniforme de invierno de la Agrupación Málaga de 1992 y una cazadora mimetizada donada por un cabo primero legionario se han unido para que la misión de Bosnia se tenga muy presente por la ciudadanía.
Con esta exposición, el Ejército de Tierra pretende tributar un homenaje a los 23 militares que fallecieron en los Balcanes, como dice a EFE el coronel-jefe del Tercio Duque de Alba 2º de La Legión, Alfonso García-Vaquero. El responsable militar recuerda que una compañía de Ceuta, dentro de la Agrupación Táctica Canarias, fue de las primeras que pisó tierras bosnias para participar en este dispositivo táctico desplegado por España y que ha durado dieciocho años. García-Vaquero ha resaltado la transformación que ha experimentado Bosnia Herzegovina en los últimos años, gracias a la colaboración prestada por el Ejército español, dentro del contingente europeo de ayuda.
Por su parte, el teniente coronel Milans del Bosch, de la Comandancia General, recuerda a EFE que la misión comenzó en 1992 y concluyó oficialmente el 18 de octubre de 2010, siendo la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) el escenario del acto de recibimiento del último contingente español. España comenzó en 1992 la misión en Bosnia con el fin de garantizar la paz y estabilidad en este país después de la Guerra de los Balcanes, y fue a principios de este 2011 cuando el ministro de Defensa de Bosnia, Selmo Cikotic, entregó a su homóloga, Carme Chacón, una bandera de su país en agradecimiento a la contribución española a la paz durante 18 años ininterrumpidos. La ministra resaltó que la amistad entre España y Bosnia se ha fraguado con la labor de más de 46.000 militares que trabajaron con la población bosnia para devolver la paz y la esperanza a un territorio devastado por el odio y la intolerancia.
Hoy, dieciocho años después de iniciarse esta misión, Ceuta tributa un homenaje no sólo a la labor desempeñada sino también a los veintitrés militares que fallecieron en el conflicto, especialmente el teniente Muñoz Castellanos, que tiene una calle y un busto en la ciudad. Arturo Muñoz Castellanos, nacido en Melilla, tenía 28 años cuando falleció a causa de las heridas motivadas por una explosión en Mostar. Aunque los médicos del Hospital Militar Gómez Ulla, en Madrid, intentaron salvarle la vida, falleció el 13 de mayo de 1993. El funeral se celebró dos días después con la presencia delas principales autoridades nacionales, era teniente del Tercio Duque de Alba y formaba parte de la agrupación táctica ‘Canarias’, la segunda que operó en la misión de Bosnia con las fuerzas de UNPROFOR. Se convirtió en el primer muerto de la Legión y del Ejército Español en misiones de paz, lo que causó gran conmoción en aquel momento.

Servicio Militar en Canarias...Capítulo 4

Francmi08

Los días en el R.I.C. 50 a partir de la quinta salida campestre, no eran nada fáciles de pasar. Todos los días a las 06'30 a.m. sonaba la corneta desde la esquina de la 4ª Compañía. Saltábamos de las literas y nos vestíamos en 3 minutos para salir a "todo gas" a la puerta de la Cía., donde ya estaba el suboficial de semana dispuesto a pasar lista. Una vez hecho esto, tocaba el aseo personal y después al comedor, donde nos esperaba el desayuno (café con leche, bollos, mantequilla y mermelada) .
Acabado el desayuno se formaba en la puerta de la Cía., para salir con destino a "LAS COLORADAS", unos días andando y otros a paso ligero, dependiendo del humor de los mandos, donde daba comienzo la instrucción diaria, comenzando por una tabla de gimnasia de una media hora de duración. Sobre las 10'00 de la mañana tomábamos el mini-bocata de fiambre (dos lonchas de mortadela era lo más habitual) acompañado de agua o "pepsi", para seguir con ejercicios de combate, barrigazos, reptar, pista americana, saltar de los "jeep" en marcha, etc. (y todo ello y durante todo el tiempo que duró la mili sin dejarnos bajar las mangas del uniforme de faena), así hasta las 13'00 h., que formábamos para bajar al Regimiento a paso ligero, con mochila de combate, casco y cetme a cuestas; la bajada se hacía cantando uno un estribillo y repitiéndolo el resto de nosotros. Recuerdo los típicos piques entre compañías y sobre todo al pasar por Artillería o Intendencia que nos hacían gritar más fuerte y marcar el paso como si de una manada de elefantes bajase por la cuesta. Cuando llegábamos a la Cía., nos quitábamos la ropa y en este momento me viene a la cabeza la pinta que teníamos: éramos "bicolor", la parte del cuerpo cubierta por la ropa era del color de piel de cada uno, pero lo que estaba al descubierto (cara y brazos) era del color de Las Coloradas, jeje, nos íbamos a las duchas que eran de agua salada y para los que íbamos desde la península era bastante incómodo, salíamos peor de lo que entrábamos, pero refrescaba; tras la ducha, a comer.
La comida no era mala, sobre todo si no estabas en la cocina ya que no veías como se preparaba, sino más de uno hubiéramos dejado de comer en el comedor, pero los paquetes de casa no daban para comer a diario,  así que no quedaba otra que pasar por el aro. Cada día nos daban una cosa, tardando unos 15 días en repetir plato; otra de las ¿ventajas? era que se podía repetir cuantas veces quisiera uno. También se podía comer en la cantina, lo cual hacía yo algunas veces que no me apetecía lo del comedor. Cuando acabábamos de comer, teníamos libre hasta las 16'30 p.m., hora en que empezaban las clases teóricas, los cursillos de cabos, conductores, etc., y duraban hasta las 17'30 p.m. que era cuando comenzábamos a vestirnos de "bonito" para pasar revista a las 18'00 p.m. y seguidamente salir a la calle.
La vuelta al  Regimiento la teníamos marcada a las 22'00 h., para comenzar a pasar retreta a las 22'10 p.m., por lo que de lunes a viernes se jodían todos los "planes nocturnos" de civil, pero esto me duró hasta que fui nombrado cabo furriel, pues entonces ya pude disfrutar de todo el fin de semana completo: viernes,sábado y domingo, volviendo al cuartel el lunes por la mañana a las 07'00 a.m. Esa era la rutina diaria, con la única variación de salir o no todas las tardes de paseo. Al darme  los galones de cabo 1º, fue cuando ya podía salir a dormir fuera del Regimiento, aunque no lo hice todos los días, pero si algunos.
Cuando acabamos las últimas maniobras faltaba poco menos de un mes para el día de San José, era una fecha en la que yo, y los demás valencianos deseábamos estar en nuestra tierra, en nuestra casa, por las fallas ya se sabe, gran fiesta para nosotros. No obstante el permiso estaba cerca pero no nos lo quisieron dar en esas fechas, lo cual consiguió quemarnos mucho más de lo que ya lo estábamos. El mismo día de la "CREMÁ", los Veteranos nos apagaron la televisión cuando eran las 23'45 p.m. y estuvo a punto de liarse una buena, pero nos armamos de coraje y pasamos de montar ninguna movida que nos pudiera costar el permiso. Aunque durante el día no lo pasamos del todo mal, ya que valencianos eramos muchos en todo el Regimiento, y entre los mandos de nuestra cía., también se encontraba un sargento de Morella (Castellón) que nos apoyó en todo momento;  habíamos comprado petardos,y algunos que habían estado en la península, trajeron tracas (todavía no se como, aunque en los aeropuertos entonces no era como ahora con el tema de seguridad) para dar un ambiente lo mas parecido a nuestra VALENCIA. 
Aprovechamos que era fiesta nacional para montar una buena juerga, con cantidades industriales de whisky, cerveza, chorizos y demás “manjares”, invitando a todo aquel que pasaba cerca de nosotros. Así, entre meriendas, juergas, instrucción, y salidas a la calle, iban pasando los días en el Regimiento. Teníamos ya unas ganas locas de irnos de permiso, de salir de allí por un tiempo, pero parecía que no llegaba el día. A principios del mes de Abril, concretamente el día 3, fue cuando llegó un nuevo reemplazo de reclutas, era el 2º/84; y exactamente a los cinco días de eso fue cuando nos dieron la tan esperada noticia:¡¡¡ El 6º/82, se iba de permiso !!!. Era mi turno, el "IBERIA" que me tenía que trasladar a la PENÍNSULA ya estaba calentando motores en el aeropuerto de Las Palmas. En el R.I.C. 50 "se olía" el combustible de esos motores; pero había confusión ya que se estaban preparando otras maniobras para el día 9 de Abril. El día 8 por la tarde se desveló la incógnita:
¡¡¡¡ salíamos de maniobras !!!!. Se nos había jodido el invento, y nos retrasaron el viaje para después de esta salida, más exactamente para el día 13 de Abril. Se nos cayó el mundo encima y nos pusimos de una "mala leche" impresionante. Pero no podíamos hacer nada por cambiar los hechos;así que nos pusimos a preparar todo el equipo de maniobras dejando listo al mismo tiempo, todo el equipaje de civil listo para partir en cuanto dijeran.
El día 9, sonó la corneta en toque de diana a las 05'00 de la mañana, saliendo del Regimiento a las 6'30 después de desayunar. Montamos en los "avias" y nos pusimos en marcha dirección al municipio de TELDE, en cuyo término se iba a realizar este "Vivac de los Montes". Una vez llegamos al sitio, nos hicieron excavar pozos de tirador, para pasar allí la mañana; estando metidos mi compañero y yo en nuestro pozo, descubrimos unos bichitos pequeños,redondos y con muchas patas:¡¡¡ garrapatas!!!. Si, esos insectos que se agarran a uno y van agujereando y chupando la sangre. Aún así nos hicieron montar las tiendas después de comer, pasando la tarde sin hacer otra cosa;tras acabar de cenar, nos marcaron un punto en un mapa y tuvimos que salir a localizarlo, volviendo al campamento a las 00'00 p.m,y pasamos la noche casi sin dormir por culpa de las dichosas garrapatas; cuando tocaron diana nos dieron el desayuno y nos ordenaron recoger las tiendas para trasladarnos a otro sitio. Comenzamos a patear a las 08'00 de la mañana aproximadamente, descansando 10 minutos por cada hora de marcha; llegamos al nuevo campamento sobre las 13'30 p.m.,y media hora mas tarde nos daban la comida. Después dimos clase teórica sobre planos, brújulas y orientación en la oscuridad; todo eso lo pondríamos en práctica esa misma noche. Salíamos del campamento a las 21'30 p.m.,regresando a las 23'50 p.m.,tiempo en el que nos pasó casi todo lo que nos podía pasar en un sitio que no conoces y de noche; uno se cayó por un pequeño barranco haciéndose algún rasguño, luego tropezamos con una granja y salieron tres perros detrás de nosotros, perdimos una cantimplora; en fin,un desastre; pero aún así logramos encontrar el punto marcado y regresar al campamento rápidamente, siendo la primera patrulla en hacerlo.
El día siguiente, miércoles, la diana sonó a las 07'30 a.m. comenzando inmediatamente y sin desayunar a correr durante una hora aproximadamente; desayunamos y nos liamos a pegar barrigazos por la montaña hasta las 13'30 que paramos a comer, y sobre las 15'30 p.m. nos sentamos por grupos para dar clases teóricas que duraron aproximadamente una hora y media, pasando seguidamente a repetir los barrigazos de la mañana hasta las 18'00 p.m. El jueves fue una repetición del día anterior hasta la hora de la comida, ya que inmediatamente después de comer, cogí el equipo saliendo ¡a toda leche! hacia el Regimiento, donde me esperaba el furri con el billete de "IBERIA" que me trasladaría a la PENI de permiso durante 30 días,contando el de ida y vuelta....
Algunas de las fotos no corresponden con las fechas de lo contado, son de otros reemplazos, otros compañeros que han pasado por el Regimiento, pero pienso que sirven para ilustrar el relato de una forma más explícita.



Servicio Militar en Canarias...Capítulo 3

Francmi08

MANIOBRAS CONTRA LAS COE'S:
Todavía no habíamos olvidado la última salida,cuando nos enteramos que el día 20 de ese mismo mes íbamos a enfrentarnos con la "C.O.E. 103", (Compañía Operaciones Especiales) de la cual por allí se contaban verdaderas hazañas; las maniobras llevaban por nombre —AYACATA 84—,y se iban a realizar en uno de los más duros terrenos de los que por allí habían. La semana de preparación fue tremendamente dura, diferente al resto de los días de instrucción, parecía que íbamos a una guerra de verdad; los mandos no cesaban de repetirnos que aquella "guerrilla" no iba a ser un juego y nosotros cada vez nos acojonábamos más. La verdad es que tras haber estado jugando con los lejías creíamos que todo lo demás era pan comido. Llego el día esperado por todos y nos levantaron de la cama nada menos que a las 4'30 de la madrugada del 20 de Febrero, y tras tomar un tazón de café con leche y unos bollos, subimos a los ya familiares"avias", los cuales nos transportaron durante 4 largas horas que no aprovechamos todos de igual modo; unos dormían otros contaban chistes, otros cosas que habían oído de la C.O.E., y así llegamos a nuestro destino. Bajamos de los camiones y nos liamos a patear hasta llegar a una casa abandonada, la cual tomamos como "alojamiento" y por lo tanto la teníamos que defender con uñas y dientes.
Una vez instalados se reunieron los mandos; cuando acabaron, cada sargento llamó a los cabos primeros y cabos que componían su sección para impartir las órdenes oportunas. A mi me mandaron junto con 4 soldados a dar una batida por los alrededores de la casa, abarcando un radio de 600 ó 700 metros, lo cual hicimos inmediatamente ya que teníamos ganas de tropezarnos con los primeros Boinas Verdes. Acabado el rastreo, no encontramos señales de nada ni de nadie, así que regresamos a la casa para dar novedades de mi ronda. Por la tarde nos hicieron repetir la movida, pero esta vez ampliaron el campo de acción teniendo que subir una montaña desde la cual se divisaba la playa (foto 1). Cuando ya estábamos descendiendo uno de nosotros escuchó un ruido y nos hizo pararnos; parecía venir de unos cactus enormes a mitad de camino entre la cima y la casa; nos acercamos y pinchamos la tierra que rodeaba la planta con las bayonetas caladas en los cetme gritando al mismo tiempo, y ¡"sorpresa"! aparecieron dos C.O.E. de debajo del cactus, ¡¡¡¡¡ siiiiii, estaban enterrados debajo de un cactus¡¡¡¡¡. Los hicimos "prisioneros" e interrogamos, no consiguiendo sacarles nada sobre su compañía; una vez atados los trasladamos al campamento donde los entregamos a nuestro Sgto., el cual nos mandó despojarles de su ropa y atarlos de pies y manos.
Foto 1
Estaba anocheciendo cuando empezaban a llegar el resto de los pelotones y nos disponíamos a cenar, cuando de repente comenzamos a oír tiros de "CETME" por todas partes; nos dimos cuenta de que venían a rescatar a los 2 prisioneros; defendimos la posición y no consiguieron nada por lo que tuvieron que retirarse. Pasó toda la noche sin ningún otro incidente y por la mañana nos trasladamos a una playa cercana, cambiando así de campamento, pero esta vez no montamos las tiendas de campaña.
Foto 2
Durante esa mañana no sucedió nada interesante, salvo que "cazamos" un lagarto (foto 2), todo fue por una apuesta entre nosotros y unos compañeros canarios, lo pelamos y una vez frito nos lo comimos entre tres compañeros sin llegar a imaginarnos que iba a tener sabor de pollo frito, la verdad es que nos supo a poco, y esto es tan cierto como la vida misma. Por la tarde estuvimos todos reunidos charlando y contando batallitas de cada grupo, pero más que nada se hablaba de los C.O.E., y también como no de la "PENI",la cual echábamos de menos; fue una tarde tranquila hasta que una llamada por radio nos anunciaba el traslado al lugar donde se encontraba la cocina y que había sido atacada; montamos en tres "Land-Rover" y nos dirigimos al sitio del ataque, pero llegamos tarde y fue un punto a favor de la C.O.E.; regresamos al campamento de la playa para montar los puestos de vigilancia y en uno de los turnos divisamos un vehículo enemigo, saliendo en persecución suya sin lograr alcanzarlo; era el segundo fallo del día y nos llevamos un buen sermón por parte del sargento. 
Pasamos el resto de los días sin tener más noticias de la C.O.E.,y ya el último día, nos trasladamos hasta un cruce de carreteras, cerca del cual había un descampado en el que montamos vigilancia durante la noche por si acaso intentaban atacar por carretera. Estaba amaneciendo cuando aparecieron las luces del primer camión de los "enemigos",aparcando en la cuneta de la carretera y del cual bajó un sargento y se dirigió donde estaban los mandos de nuestra Cía. Poco después llegaron el resto de camiones y una vez agrupados,"Infanteros" y "C.O.E",nos dieron la mañana libre a todos,comimos juntos y por la tarde regresamos al Regimiento, dando por finalizadas así las maniobras -"AYACATA 84'"...



Bandera o Estandarte: la diferencia

Francmi08

Son noticia dos acontecimientos que parecen iguales pero que, en realidad, contienen ciertas diferencias que resulta interesante comentar. Nos referimos a la entrega a la Unidad Militar de Emergencias (UME) de la Enseña Nacional en su modalidad de Estandarte, mientras que a la Brigada Paracaidista se le ha entregado dicho símbolo de España en su modalidad de Bandera.

¿Qué significa Enseña Nacional? ¿y bandera? ¿y estandarte? Otra pregunta sería ¿por qué a una Unidad se le ha concedido el Estandarte Nacional y a la otra Bandera Nacional?
Bandera (a la derecha) y Estandarte (a la izquierda) nacionales. 1843. / Sebastián Herreros
Significados
Los colores rojo, amarillo y rojo en tres listas horizontales 1/4 - ½ - 1/4  representan a España, a la Nación Española y a todos los españoles. Para la múltiple variedad de formas que pueden darse a esos colores en ámbitos particulares o privados valen las expresiones comunes de "bandera nacional", "bandera de España", "nuestra bandera" o simplemente "la bandera".
Pero hay contextos formales (Fuerzas Armadas y Organismos del Estado, fundamentalmente) en los que es conveniente y necesaria la reglamentación oficial. 
Dado que hay muchas formas y dimensiones en los que la Enseña Nacional puede aparecer oficialmente, con un diseño y una finalidad precisos, las denominaciones adquieren un significado para cada caso, pues hay "banderas de driza", "banderas", "estandartes", "insignias", "distintivos", etc. Las formas más comunes son tres: 
la bandera de driza
la bandera de Regimiento
el estandarte de Regimiento
Otras son poco utilizadas, como los banderines de los vehículos oficiales de altas Autoridades del Estado.

Bandera de driza
La "bandera de driza" (también llamada "bandera de izar" o simplemente "bandera") es la que se iza y se arría en un mástil plantado en el suelo (cada vez hay más localidades españolas cuyos Ayuntamientos dedican a ello una plaza o rotonda) o puesto en el balcón principal del edificio o en lo alto de éste, en cualquier caso sola o acompañada por otras banderas oficiales. Este tipo de bandera es el que ha de tener el escudo cerca del asta para que siga siendo visible aunque la tela esté flameando por el viento o desgastada por éste. Y es también la que en las Bases, Acuartelamientos y Establecimientos militares se iza por la mañana y se arría por la tarde al toque de corneta y recibiendo honores de un piquete.
Su producción es industrial y su uso no está ritualizado, salvo en casos de duelo oficial, y excepción hecha de las Fuerzas Armadas, como se ha referido en el párrafo anterior. Su manufactura es la que conviene para el uso continuado en el exterior: los tejidos son resistentes y los escudos se estampan en tinta.
Dentro de este grupo, y aunque hay aspectos en los que difiere notablemente -como el ritual y la manufactura de calidad-, está la "bandera de combate" de los buques de la Armada. 
Esta clase especial de bandera, única en cada buque, es la que, siguiendo muy antiguas tradiciones marineras, es izada en los momentos previos al combate a fin de manifestar abiertamente quién es y por quién va a combatir.













Bandera de Regimiento
Bandera del Regimiento 
de Infantería Ultonia / A. Manzano
Cuando la bandera de los batallones de Infantería se hizo "nacional" en 1843 y al compás de la evolución de la táctica perdió su función en el campo de batalla, aumentó su valor representativo de la Patria por lo que, poco a poco, fueron confeccionándose con materiales más lujosos como las sedas y los hilos de oro y plata. Lleva en el centro bordado el escudo y alrededor el Arma a la que pertenece el regimiento y su denominación. Además, según cada caso, lleva las corbatas de las condecoraciones colectivas que haya recibido.
También han recibido "bandera" los Regimientos de Artillería y de Ingenieros que fueran del tipo orgánico "a pie", así como las Academias correspondientes para que los Alumnos, a su vista, se fueran formando en los valores y virtudes vinculados al patriotismo.
A principios del siglo XX se redujo a una la bandera nacional de los Regimientos -(hasta entonces cada batallón tenía la suya)-, situación en la que nos encontramos en la actualidad. Además, poco a poco se fue extendiendo la concesión de "bandera" a otras Unidades de nivel orgánico equivalente a Regimiento que no fueran de las Armas clásicas, pero por tradición, habían de ser consideradas unidades 'a pie'.

La Bandera de la Brigada Paracaidista
El que la Brigada Paracaidista haya recibido recientemente una nueva "bandera" es una anomalía -(porque según la tradición es anómalo que una Gran Unidad reciba la Enseña Nacional)-, aunque tiene su explicación. En su momento, la Agrupación de las 3 Banderas Paracaidistas recibieron "bandera" porque su reunión equivalía a un Regimiento de Infantería. Pero al formarse la Brigada Paracaidista añadiéndose nuevas Unidades -ninguna de ellas con derecho a Enseña Nacional por ser de entidad menor a Regimiento, como la artillería o los ingenieros-, se prefirió continuar con la "bandera" originaria variando el rótulo inscrito en ella. 
(Nota: no confundir bandera = enseña y Bandera = Unidad equivalente a Batallón). Ésta es la razón de que la BRIPAC haya recibido recientemente la Enseña Nacional en su modalidad de "bandera".
Enlaces:
http://www.ejercito.mde.es/defiles_actos/defile_fiesta_nal_2011/unidades_participantes/bpaci.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Primera_Bandera_Paracaidista_Roger_de_Flor
http://es.wikipedia.org/wiki/Segunda_Bandera_Paracaidista_Roger_de_Lauria

Estandarte
Estandarte del Regimiento de 
Caballería Pavía / A. Manzano
Su origen se remonta a finales del XVI cuando en la caballería española utilizaba simultáneamente grandes estandartes de dos picos muy largos y estandartes pequeños cuadrangulares. Éstos, poco a poco, acabaron siendo los preferidos por ser más cómodos de utilizar a caballo. Y por ello, cuando en Artillería y en Ingenieros (y luego en los Cuerpos) se organizaron Regimientos 'a caballo' o 'montados' se eligió para ellos el "estandarte" como modalidad de Enseña Nacional.
Así, la modalidad de la Enseña Nacional llamada "estandarte" -que también lleva escudo, denominación regimental y corbatas, y su confección es lujosa- se diferencia de la llamada "bandera" en que es más pequeño y tiene flecos por el borde. Además, manteniendo formas decimonónicas para evitar la deshonra de que en el combate cayera al suelo, lleva guardamanos -pieza que protegía la mano del portaestandarte- y anilla -para abrochar el asta a la bandolera del Oficial-.
Por otra parte, hay ligeras diferencias rituales del uso de los "estandartes" con respecto a las "banderas".

El Estandarte de la Unidad Militar de Emergencias
Aún siendo lo tradicional que sea a nivel Regimiento, a la recientemente creada Unidad Militar de Emergencias (cuyos efectivos equivalen a una Brigada reforzada) se le ha concedido la Enseña Nacional en analogía con la Brigada Paracaidista, si bien en este caso en su modalidad de "estandarte" por haberse considerado que es una Unidad "montada".


Enlaces relacionados:
BANDERA NACIONAL. Normas sobre concesión de la Enseña Nacional a Unidades de las Fuerzas Armadas.

http://canarias50lamili.blogspot.com/2011/10/ensena-nacional-al-regimiento-de-guerra.html#axzz1lf6cZYFw 

Servicio Militar en Canarias...Capítulo 2

Francmi08


El primer día y después de montar las tiendas de campaña empezaron fuerte con la instrucción,y la gimnasia,acabando a las 13'00 p.m. para comer y darnos la tarde libre para que cada uno hiciera lo que le diese la gana. La mayoría pasamos la tarde en la cantina pues la llevábamos detrás en todas nuestras salidas campestres. Fue tal la fiesta que montamos,que los mandos nos jodieron a las 20'00 p.m tocando "GENERALA",(toque militar de alarma) y tuvimos que salir de estampida para formar cada uno delante de su tienda. La mayoría de nosotros besamos el suelo debido al ciego que llevábamos encima,íbamos “doblaos”.

Después de pasar lista,nos dieron la cena y como casi todos estábamos "beodos" nos fuimos enseguida a dormir. A las 23'00 p.m volvieron a jodernos con la generala pero esta vez, después de formar, nos hicieron atacar un montículo cercano, simulando una posición enemiga. Todo salió bien y regresamos a las tiendas hasta la mañana siguiente. Ese día y durante el asalto a una supuesta casa enemiga, me reventé un dedo de la mano a causa de un tropiezo con una piedra cuando avanzaba corriendo para cambiar de posición y acercarme más a la casa. En ese momento se acabó para mí esta “aventura”, no pudiendo participar en ningún ejercicio más, incluida la marcha (un paseíto) de 20 Kms. que se hizo el último día, por orden del médico.

De marcha.


Se me olvidaba anotar que durante esta última salida, ya estaba haciendo el curso de CABO, que comencé el día 8 de Noviembre, martes y haciendo el examen el día 27 de Diciembre también martes (¿casualidad?). La verdad es que no resultó ser muy difícil y conseguí aprobarlo, saliendo nombrado cabo oficialmente en la orden del día 23 de Enero de 1984.
Durante el mes de Diciembre, no lo pasamos del todo mal, y ya no solamente me refiero al frío, pues allí las temperaturas rara vez bajaban de los 20-22 grados, sino a las fechas más destacadas de este mes: 24, 25 y 31; pues al estar yo de furriel, las guardias se las puse a los canarios, ya que ellos el día que salían de la guardia, se iban a casa con pase y podían disfrutar de la familia. Me querían matar, pero conté con el apoyo del Sargento de Semana y la cosa se quedó así. Recuerdo que aquellas noches fuera del cuartel creo que me hicieron empezar el año 1984 con mas ilusión, ya que la borrachera que pillábamos cada noche era de antología; (aunque no lo llevamos tan bien antes de pillarlas pensando en la familia). Dentro del cuartel, y según me contaban luego, tampoco se quedaron atrás ya que les llevaban champán a las "garitas" y los que no estaban de servicio tuvieron la cantina abierta hasta bien entrada la madrugada. 
La vida en el R.I.C. 50 a partir de entonces ya fue de distinta manera, pues empezamos a contar los tres meses de estancia allí, dejando de ser reclutas (bichos o ratas) para pasar a ser "padres", pudiendo ya ver la televisión/jugar al ping-pong, y demás "privilegios" que no nos permitían tener durante nuestros 3 primeros meses.



No hacía todavía un mes que era cabo, cuando comencé a dar las clases para el curso de CABO PRIMERO aunque en contra de mi voluntad, pues estaba bastante bien y no quería complicarme la vida, ni con mis compañeros de reemplazo, ni con los "primeros reenganchados", que eran los que mas imposible te hacían el paso final de la mili, pero como la voluntad de uno en la mili cuenta para bien poco (por no decir para nada). Así y todo aprobé el curso que había comenzado el día 13 de Febrero de 1984 (no era martes); el día del examen fue el 30 de Marzo, siendo nombrado oficialmente en la Orden del jueves 7 de Junio.
El día 6 de Febrero, volvimos a salir de vivac, cumpliéndose casi 4 meses desde la última salida campestre; en esta ocasión fuimos a parar a Maspalomas, concretamente a la "Mesa del Macho" al sur de la isla de Gran Canaria. lbamos al mejor terreno de toda la isla,pero al mismo tiempo era donde mas calor hacía. Tampoco supimos en que iba a consistir esta salida,hasta la hora después de la comida que nos dijeron lo entretenido que iba a ser.
Era la primera vez que actuaba como cabo en una salida,y la verdad es que me resultó un poco complicado cumplir bien con lo que se había planeado para esta vez. Fue un poco mas llevadero gracias a que durante tres noches estuvimos haciendo lo mismo pero con distintos objetivos; se trataba de salir después de la cena, en busca de un punto localizado sobre el plano que llevaba yo por ir como jefe de pelotón. 
Cada noche se cambiaba el trazado, haciéndolo un poco mas difícil cada vez pero siempre dentro de un mismo orden, es decir, la misma distancia, el mismo tema,etc. y del único equipo del que disponía era un mapa a escala, una brújula y una linterna que solo podía encender a escondidas y en caso de suma necesidad, pues en estos ejercicios también intervenía otra compañía de nuestro mismo batallón, la cual tenía por objeto cogernos prisioneros, aunque decidimos no darles el gusto ninguna de las tres noches en que esto duró. Durante las dos primeras noches no nos tropezamos con nadie pero no ocurrió lo mismo en la tercera, ya que fuimos sorprendidos detrás de unas rocas; en parte debido a un exceso de confianza por nuestra parte. Pero aún así, no pillaron a ninguno de nosotros pues corríamos más que ellos y la prueba es que salimos "cagando leches", desistiendo al poco en su persecución. No paramos de correr hasta poco antes de llegar al campamento, contando lo sucedido una vez allí y partiéndonos el culo a reír mientras lo hacíamos.
El miércoles nos llevaron a un desfiladero cerca del campamento para hacer "rapel",cosa que la mayoría de nosotros no teníamos ni idea de como se practicaba. Una vez comenzamos, resultó hasta divertido y sucedió mas de una anécdota. El jueves lo pasamos resumiendo los hechos ocurridos durante la semana y por la tarde, la mayoría de nosotros nos metimos en la cantina para resarcirnos de ese tiempo pasado a base de agua. Ya el último día después de desayunar recogimos el campamento y con las “ALTUS” a cuestas, iniciamos una marcha que duró hasta las 13'35 p.m., cuando hicimos un alto para comer y esperar a los camiones que nos trasladarían al Regimiento.

Como cada sábado, día de zafarrancho en la 5ª


El día siguiente a nuestra llegada fue de escándalo, ya que además del zafarrancho de todos los sábados, tuvimos que limpiar todo el armamento usado en el vivac, no dejándonos salir de paseo hasta casi dos horas después de la comida. Llevaba ya 5 meses y 8 días de mili, cuando pillé otra de mis célebres borracheras de fin de semana, siendo una de las más fuertes, (la más gorda fue el día de mi cumpleaños) ya que nos encontrábamos en fechas de "carnaval", y la verdad es que si pudiera volvería todos los años.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Quieres ver una entrada al azar?

Nuestros vídeos

Loading...

Sigue nuestros vídeos

Google Analytics Alternative