Críticas al Grupo Militar de Alta Montaña....

Francmi08
Compartir:

Mientras los militares del Grupo Militar de Alta Montaña (GMAM) exponen sus vidas para conseguir su objetivo, en España la noticia de su operación ha conllevado una serie de críticas por parte de un sector de la opinión pública que estima un gasto innecesario este tipo de actividades. Si bien se podría pensar que se trata de una actividad meramente deportiva, de un grupo de alpinistas que "utilizan" esta oportunidad de Defensa para practicar un hobby, cabe destacar algunos aspectos de sus expediciones que son de gran valor para nuestras Fuerzas Armadas.
Así, se puede hablar de la importancia de sus resultados en cuanto al mando y control. Al tener un alto grado de disponibilidad, los militares del Grupo pueden informar sobre zonas de misión donde anteriormente han desarrollado sus actividades, tales como Afganistán, Cachemira, India, Irán,  Nepal,  y Paquistán, entre otros. "También podemos informar,  entrenar y desplegar al personal relacionado con la Campaña Antártica española", exponía el comandante Fernando Yarto a este medio. Asesorar y apoyar actividades de organizaciones gubernamentales, como el Centro Nacional de Inteligencia, en áreas montañosas de alto interés para la Defensa Nacional (Norte de África, Atlas, región montañosa del Rif, etc.) es otra de las ventajas de su trabajo.

Además, sus entrenamientos y mantenimiento físico les permiten activar un equipo operativo o grupo, para efectuar reconocimientos especiales en superficie en zonas operativas; así como colaborar y apoyar al personal del Mando de Operaciones Especiales del Ejército en el cumplimiento de sus misiones específicas y en infiltraciones terrestres planeadas en zonas donde el GMAM ha estado desplegado previamente.
Por otro lado, desde el GMAM especifican que tienen la posibilidad de apoyar el ciclo de inteligencia a nivel estratégico, operacional y táctico. "Además de asesorar sobre las capacidades técnicas y operativas de fuerzas y tropas de montaña de potenciales adversarios militares", añadía el comandante Fernando Yarto.
Los militares del Grupo sobre todo tienen la capacidad de instruir a personal de tropas de montaña y operaciones especiales en técnicas específicas de alta montaña y climatología extrema. Otra de sus posibles funciones es la de seleccionar, formar y cualificar al cuadro de profesores permanente del Departamento de Montaña de la EMMOE y participar en la evaluación de unidades de Tropas de Montaña.

Como toda instrucción y adiestramiento, además de los ejercicios tácticos y de despliegue, incluyen prácticas de armamento, vehículos y materiales en diferentes escenarios. En lo que se refiere a los escenarios de orografía más difícil, los militares que participan en las actividades del GMAM son capaces de realizar esas prácticas en ese tipo de áreas y de esta forma obtener lecciones aprendidas.

En cuanto a su aportación a los aspectos logísticos, los militares del GMAM también pueden aportar su granito de arena en este ámbito. Sus capacidades les permiten estabilizar bajas y  proporcionar tratamiento médico limitado, actuar aisladamente en áreas prohibidas y hostiles con un mínimo apoyo logístico. Gracias a sus conocimientos en alta montaña, una unidad del GMAM podría apoyar el despliegue de los Escalones Médicos Avanzados (EMAT) en zona de operaciones.
Asimismo, para poder pasar las largas temporadas en altas alturas, los militares del Grupo tienen conocimientos sobre tratamiento de enfermedades y síntomas específicos de climatología extrema, como el Mal Agudo de Montaña (MAM), edemas pulmonares y cerebrales. Por ello, podrían asesorar y aportar conocimientos sobre estas patologías, y sobre enfermedades epidérmicas de zonas específicas en los que ellos han desarrollado algún proyecto.


Capacidad de despliegue en operaciones conjunto-combinadas
Otra ventaja de las características de los militares de este grupo "especial" del Ejército es que pertenecen a diferentes unidades, por lo que su formación es más amplia que la de montaña. Desde el punto de vista castrense, si se le añade el dominio de la legua de trabajo OTAN (inglés), imprescindible para moverse por las países en los que han llevado a cabo expediciones, les capacita para desplegarse y operar con una base operativa avanzada en áreas geográficas terrestres de alta montaña o de climatología de frío extremo. Dicha base estaría integrada en una estructura de mando superior terrestre o en una estructura de mando específica, para el planeamiento y conducción de operaciones militares.

A pesar de ser una unidad del Ejército de Tierra, al pertenecer al Ministerio de Defensa y gracias a sus características específicas, el GMAM puede colaborar con el Ejército del Aire y la Armada:


Operaciones Aéreas
. Apoyar a equipos de conducción aeroterrestre en inserciones terrestres en zonas de alta montaña o de climatología extrema en frío.
. Participar en operaciones en apoyo al desembarco aéreo del  Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA), concretamente en el asesoramiento de áreas concretas (Afganistán, Uzbekistán, Kazajistán, etc.) y activación de redes de apoyo locales.
. Apoyar a los equipos responsables del guiado terminal de municiones de precisión de aviación (LTD) en su escenario de actuación.

Operaciones Navales
. Asesorar y apoyar al buque oceanográfico "Hespérides" en sus travesías antárticas.

. Colaborar con equipos de la Unidad de Operaciones Especiales de la Armada en acciones a efectuar en zonas de alta montaña o climatología extrema en frío.
Unidad de Operaciones Especiales

. Adiestramiento en climatología extrema y supervivencia en áreas glaciares árticas y antárticas a tripulaciones de buques de la Armada.


Ayuda humanitaria de emergencia
"Nuestras experiencias adquiridas en la expediciones nos hacen capaces de alcanzar con rapidez, informar y actuar en lugares remotos donde se hayan producido desastres naturales o en escenarios de crisis", afirmaba el comandante Yarto. Estas situaciones de emergencia pueden darse en cualquier zona, incluso de difícil acceso. Por eso, los montañeros del Grupo serían las personas idóneas para habilitar itinerarios de acceso a otras capacidades civiles o militares, así como para dirigir y trasladar a personal especialista (sanitarios, ingenieros en telecomunicaciones,.) y llevar a cabo tareas de salvamento en condiciones extremas.


Experiencias en alta montaña para las investigaciones científico-médicas
Una vez explicado el trabajo del Grupo Militar de Alta Montaña en el ámbito militar y deportivo, sus posibilidades se abren a la colaboración con las autoridades civiles. En la gran mayoría de sus expediciones, además de buscar logros deportivos, estos montañeros colaboran con Universidades (Barcelona y Zaragoza), instituciones médicas y tecnológicas para que de sus experiencias en alta montaña se obtengan resultados para diferentes estudios. Desde el Grupo destacan diferentes puntos de actuación:

. Colaborar en proyectos de Investigación y Desarrollo (I+D) de materiales y equipos especiales de alta montaña y climatología extrema.
. Participar en el estudio y desarrollo de planimetría específica niveológica en altas montañas nacionales (mapas de avalanchas de nieve en Pirineos).
. Estudiar la afectación de la visión por el frío y la altitud.
. Efectuar estudios de medicina y movilidad en montaña para personas invidentes y con diferentes discapacidades.
. Realizar estudios de hipoxia de altura y relación con la capacidad de reacción del individuo.
. Colaborar en estudios de alimentación en altas cotas y asesorar sobre ello.
. Conducir estudios sobre deterioro neurocognitivo en altitudes extremas y su relación con hallazgos patológicos en pruebas de diagnóstico por imagen.
. Desarrollar o liderar estudios de investigación en el campo del tratamiento de lesiones por el frío así como posibles alteraciones neurológicas en altura.
. Promocionar y difundir las actividades del GMAM en apoyo de autoridades civiles nacionales y militares.

Un ejemplo de estas actividades conjuntas entre el Ejército y las instituciones civiles, es el acuerdo que mantienen desde 2003 la Universidad de Zaragoza y el GMAM. Juntos llevan a cabo una investigación sobre el Estudio del Deterioro Neurocognitivo en Altitudes Extremas, con el fin de poder establecer los posibles daños neuronales y psicológicos que se producen a los alpinistas expuestos a altitudes extremas sin oxígeno suplementario. El objetivo es determinar las causas y establecer procedimientos de actuación. A raíz de estos trabajos, se creó, contando con la participación de otros grupos especialistas en montaña, como es el de la Guardia Civil, el denominado Grupo de Investigación "Salud y Seguridad en la Montaña".

No olvides suscribirte, para recibir todas las entradas, directamente a tu correo.

Ingresa tu correo electrónico:

Recuerda confirmar tu suscripción, haciendo click en el enlace que recibirás por correo.

0 Comentarios :

Dejanos tu opinión

Por favor intenta que tus comentarios tengan relación con el tema, que no sean promocionales (spam), ilegales u ofensivos, de otro modo, no serán publicados. ¡Gracias por colaborar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Quieres ver una entrada al azar?

Nuestros vídeos

Loading...

Sigue nuestros vídeos

Google Analytics Alternative