Noticias que causan dolor...

Francmi08
Compartir:

Hay una labor muy dura pero al mismo tiempo imprescindible, y es la de dar la noticia del fallecimiento de algún familiar, ser querido, amigo, compañero. Últimamente esa labor está siendo demasiado frecuente en nuestro Ejército. No es tarea fácil y hay profesiones que han "transformado" esa tarea en una "especialidad", han aprendido a dar ese tipo de noticias de manera que afecte lo menos posible a la persona que la recibe. Protección Civil, Guardia Civil de Tráfico, Ambulancias, etc...En el siguiente reportaje encontramos a varias personas que relatan esa labor. 
Son los que están ahí. 

 agente de Protección Civil
Los que han de desempeñar esa labor tan dura e ingrata como es comunicar una mala noticia. Dicen que la experiencia ayuda, pero por muchas veces que lo hayan hecho continúan notando como se les encoge el corazón cada vez que tienen que llamar a una puerta para decir que un padre, un hijo o un hermano ha muerto o ha sufrido un percance grave. Cómo dar esa bofetada que acabará cambiando una vida, o varias, es fundamental para que el dolor no sea tan fuerte. Y los que tienen que darla han de mantener la entereza, aunque luego, como dice la agente de atestados de la Guardia Civil, Susana Gutiérrez, acabes desahogándote. «Debes mostrarte entera con la familia, aunque después en el puesto grites o llores para dejar escapar toda la angustia que has estado aguantando».
Y conoce bien cómo es esa sensación. «Lo que vas a decir es lo más duro que puedes comunicar. Es una función con una gran carga sentimental», explica. Pero para un guardia civil que está en tráfico forma parte del trabajo. Aunque no es una cosa a la que se acaben acostumbrando, «igual que tampoco lo haces a ver accidentes con víctimas», apunta. Lo normal es dar la noticia en persona. «También procuramos que el que va a recibirla esté con alguien e intentamos no darla en la puerta, le pedimos que nos deje pasar. Pero lo peor es cuando los familiares llegan al lugar de un accidente. Ahí es lo más complicado», añade.
Recientemente hubo unas jornadas en Santiago relacionadas con dicha función. «También recibimos teleformación en este sentido. Ahí orientan sobre las pautas a seguir, pero cuando tienes delante a una persona todo eso se olvida. Lo último que recuerdas es qué te han dicho. La experiencia es lo que va enseñando», dice esta agente que trabaja en A Coruña. Lo importante, recuerda, es que los que están sufriendo sepan que esa persona que ha llamado a su puerta para darles esa noticia es «un sostén en el que poder apoyarse, que sepan que estamos ahí para lo que precisen». Y destaca la importancia de dar una información veraz. También da muchas otras recetas. Respetar los momentos en los que se quedan callados, procurar que haya una ambulancia «porque cada persona responde de una forma diferente», dice. Y recuerda aún la primera vez que tuvo que dar una noticia de ese tipo. Hay cosas que no se olvidan.
Más borroso es el recuerdo que tiene de esa primera vez que tuvo que dar una noticia de ese tipo la jefa que hay en la base de la ambulancia medicalizada de Vigo del 061, Leonor Estévez. «Esto es parte del día a día de cualquier facultativo. En el 061 existen otros casos que no son accidentes en los que también hay que hacer esa función. Es el caso de las muertes súbitas que se producen en una casa donde puede haber ya familiares», apunta.
El modo en cómo has de realizarlo, apunta, «lo vas aprendiendo con la experiencia porque nadie nos lo enseña. Es algo que nunca llega a ser rutinario. Es de lo más complicado que tenemos que hacer», dice. A su juicio, sería muy importante que la formación en la carrera incluyera un apartado dedicado a hacer este tipo de comunicaciones. «Hay que controlar los sentimientos», destaca esta veterana que continúa tragando saliva para controlar las emociones.
Otros de los que acostumbran a estar al lado de los familiares en momentos complicados son los agentes voluntarios de Protección Civil. No tienen que dar la noticia, pero como explica Noelia López, una agente voluntaria de Monforte, deben acompañar a veces a los que se presentan en el lugar de un accidente. «Coller unha man, dar unha volta ou dar unha palmadiña nas costas axuda. Apértanche moito as mans», dice.



EL CONSEJO DEL COLEXIO DE PSICOLOXÍA
Lo fundamental es no mentir
Cómo dar la noticia de una muerte. Esa es una de las labores que realiza el grupo de Intervención Psicolóxica en Catástrofes e Emerxencias del Colexio de Psicoloxía de Galicia en colaboración con el 112. La coordinadora del equipo, Ana Isabel Martínez, explica que su labor no es solo comunicar el hecho, es explicar el mejor modo de hacerlo. Porque siempre es mejor, para quien lo recibe, que venga de un ser querido. El grupo «entra en escena cuando nos activa el 112, normalmente por petición de algún familiar. Es común con menores y adultos que pierden algún hijo». Es importante, añade, tomarse el tiempo necesario, buscar el lugar adecuado y con intimidad, no mentir y ofrecer una información veraz, dejar que la persona se desahogue y que no esté sola.

No olvides suscribirte, para recibir todas las entradas, directamente a tu correo.

Ingresa tu correo electrónico:

Recuerda confirmar tu suscripción, haciendo click en el enlace que recibirás por correo.

0 Comentarios :

Dejanos tu opinión

Por favor intenta que tus comentarios tengan relación con el tema, que no sean promocionales (spam), ilegales u ofensivos, de otro modo, no serán publicados. ¡Gracias por colaborar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Quieres ver una entrada al azar?

Nuestros vídeos

Loading...

Sigue nuestros vídeos

Google Analytics Alternative