Nueve años en Afganistán

Francmi08
Compartir:

La misión en Afganistán es la que más bajas ha costado al Ejército español desde que comenzó, hace ya más de dos décadas, a participar en las operaciones de las Naciones Unidas, la Alianza Atlántica o la Unión Europea. El Gobierno de José María Aznar autorizó en diciembre de 2001 la participación en la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF, en sus siglas en inglés) en Afganistán. Los primeros efectivos llegaron al país a finales de enero de 2002.
Dos accidentes suman la mayor parte de las víctimas: 62 militares perdieron la vida al estrellarse en las cercanías del aeropuerto turco de Trebisonda el avión Yak-42 en el que regresaban a España el 26 de mayo de 2003. El 16 de agosto de 2005 fallecieron 17 militares al caer el helicóptero Cougar en el que viajaban en un vuelo de reconocimiento en Shindand, cerca de Herat.


Doce militares más han muerto en tiroteos, atentados o accidente de tráfico.


8 de julio de 2006
Un soldado de la Brigada Paracaidista, con sede en Alcalá de Henares (Madrid), Jorge Arnaldo Hernández, de origen peruano y nacionalidad española, muere en Afganistán y otros cuatro resultaron heridos leves al estallar un artefacto explosivo al paso de una patrulla de reconocimiento de nueve vehículos a unos 30 kilómetros de Farah, en la región de Bakua al oeste del país. El ataque es el primero mortal contra el contingente español desde su llegada al país en 2002.


21 de febrero de 2007
La explosión de una "mina de gran potencia", en una carretera del distrito de Shindand, acaba con la vida de la soldado Idoia Rodríguez Buján, lucense de 23 años, e hiere a dos de sus compañeros, el alférez César Muñoz Pantoja y el cabo Jorge Laiño del Río. Idota fue la primera militar española muerta en una misión en el exterior.


26 de mayo de 2007
Un sargento de Infantería del contingente español destinado en Afganistán fallece a causa de las heridas sufridas en un accidente de tráfico ocurrido mientras patrullaba con un vehículo todoterreno en la provincia de Badghis, en el noroeste del país asiático. El accidente se produjo al volcar el vehículo en una vaguada. Otros dos soldados ocupantes resultaron heridos leves, mientras el cuarto integrante de la unidad salió ileso. El fallecido, Juan Antonio Abril, tenía 31 años y estaba casado.


24 de septiembre de 2007
Dos soldados españoles y un traductor afgano mueren al explotar una potente bomba, posiblemente una mina o un artefacto activado a distancia con un cable, bajo el vehículo blindado (BMR) en el que se desplazaban por la conflictiva carretera 517 de Afganistán. El estallido también hirió a otros seis soldados españoles. El BMR atacado abría una columna de cinco blindados en la que un destacamento español regresaba a su base tras una misión destinada a mantener dicha carretera a salvo de los ataques de talibanes, bandidos o señores del opio.


9 de noviembre de 2008
Un ataque suicida reivindicado por los talibanes se cobró la vida de dos soldados españoles (el brigada Juan Andrés Suárez García, de 41 años, y el cabo Rubén Alonso Ríos, de 30) y dejó heridos a otros cuatro, uno de ellos grave. Una furgoneta cargada de explosivos se lanzó contra una columna de apoyo logístico, en la que viajaban también militares afganos y estadounidenses, en el distrito de Shindand, uno de los más conflictivos del país.


7 de octubre de 2009
Una mina mata a un militar español y hiere a otros cinco en Afganistán. El cabo Cristo Ancor Cabello, de 24 años, natural de Las Palmas de Gran Canaria, fallece al pisar una mina anticarro el blindado BMR que conducía cerca de Herat (Afganistán).


9 de enero de 2010
El soldado Christian Javier Quishpe Aguirre, de 24 años, muere en la Base de Apoyo Avanzado de Herat, en Afganistán, al ser arrollado por el vehículo blindado (BMR) que estaba reparando. Quishpe, nacido en Ecuador, pero de nacionalidad española, estaba casado y tenía una hija.


2 de febrero de 2010
El soldado colombiano del Ejército español John Felipe Romero, de 21 años, fallece en Afganistán al pisar un blindado BMR un "artefacto explosivo de gran potencia". Los otros seis ocupantes del vehículo resultaron heridos. Tras la explosión hubo un tiroteo en el que murieron tres talibanes.


26 de agosto de 2010
Un talibán mata a dos oficiales y a un intérprete en la antigua base de las tropas españolas en Qala-i-Naw. El terrorista abrió fuego en el patio de la base, donde nueve guardias civiles instruían a 47 aspirantes a policías afganos, y mató a dos guardias civiles españoles: el capitán José María Galera Córdoba y el alférez Abraham Leoncio Bravo Picallo, ambos de 33 años, y a su traductor, Ataollah Taefik Alili, de 54.


http://www.elpais.com/articulo/internacional/anos/mision/militar/espanola/Afganistan/elpepuint/20110618elpepuint_10/Tes

No olvides suscribirte, para recibir todas las entradas, directamente a tu correo.

Ingresa tu correo electrónico:

Recuerda confirmar tu suscripción, haciendo click en el enlace que recibirás por correo.

0 Comentarios :

Dejanos tu opinión

Por favor intenta que tus comentarios tengan relación con el tema, que no sean promocionales (spam), ilegales u ofensivos, de otro modo, no serán publicados. ¡Gracias por colaborar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Quieres ver una entrada al azar?

Nuestros vídeos

Loading...

Sigue nuestros vídeos

Google Analytics Alternative