Novedades de los heridos de Afganistán

Francmi08
Compartir:

Transcribimos una copia de la carta que un militar ha remitido al Coronel del Regimiento de Infantería Soria 9 de guarnición en Fuerteventura, Guillermo Labrado Gomezal visitar en el avión que traía de regreso a España, al Oficial y a los Soldados de su Unidad heridos en Afganistán el fin de semana pasado.

Guillermo Labrado Gómez, de 49 años, ascendió a coronel en 1999 y su anterior destino fue en el Batallón de Infantería Mecanizada Las Navas, en Badajoz. Se encuentra en posesión de numerosas condecoraciones por su labor profesional, entre las que destaca las cosechadas por sus misiones en la antigua Yugoslavia, Afganistán y Bosnia-Herzegovina, entre otras. Su vinculación con el Archipiélago canario no es nueva, dado que hace algunos años desempeñó su labor militar tanto en Tenerife como en Gran Canaria. Ahora permanecerá en su nuevo destino durante un periodo de dos años, tiempo establecido por Defensa.


La carta dice así:


miércoles, 22 de junio de 2011
Te escribo este correo porque acabo de estar sobre el avión que evacua a "vuestros-nuestros" heridos en el ataque del pasado sábado y no quiero que las emociones que he vivido se me disipen. La casualidad, o la Providencia, me han dado la ocasión de expresarles que España se siente orgullosa de ellos, que están en el lugar más arriesgado y que les estamos agradecidos por su sacrificio.
Sobre las 16.00h he recibido una llamada que me contaba muy brevemente que el avión de evacuación con los heridos a bordo debía hacer una escala en Nápoles para recoger 4 bolsas de sangre que estaba necesitando alguno de los heridos. Parece ser que el intensivista no había contado con esta eventualidad. Cuando empezábamos a hacer las gestiones hemos recibido otra llamada diciendo que el Almirante Tortosa, senior español en Nápoles, se había encargado de ello.
Luego recibí una llamada de un marino que me confirmaba lo de la escala y que me lo decía "porque como eran mis chicos." y me di cuenta que de verdad lo eran!! Era nuestra gente, la misma que se bate el cobre todos los días por nuestra seguridad, la de nuestros compatriotas y por mejorar la vida de un pueblo al que tras sufrir con él vamos conociendo poco a poco.
Cogí mi coche y tras pasar por el aeropuerto militar italiano donde decían iban a llegar, comprobé que lo habían hecho 30 min antes en la parte americana. Allí me he dirigido con la esperanza de poderles decir lo que siento y poder transmitirle al teniente Gras Baeza el cariño y el apoyo de los tenientes de su promoción, que como sabes es de la misma de mi hijo Santi. Ayer me decía que estaban "con un gran bajón" en el Curso tras enterarse de las heridas de su compañero.
Me he dado de bruces con el teniente ya que estaba en la parte delantera del avión, después la pobre soldado conductora y finalmente los dos soldados y el interprete. He pasado tan rápido que ellos no me han visto. Me he dirigido al Col Médico Intensivista a quien he pedido permiso para hablar con los heridos. El teniente, que había estado perdiendo sangre, me ha reconocido inmediatamente y se ha quedado sorprendido al verme. El pobre me conocía por haberme visto con Santi y saber de mi destino en La Legión. Se quería incorporar para saludarme mejor. tal y como Millán-Astray cuenta que hacían los legionarios heridos en las campañas. Los médicos me contaron que tras despertarse del largo shock lo primero que hizo fue preguntar por sus hombres, sobre cómo estaban. ¡Fíjate la categoría de este joven Oficial! Después me hizo un breve repaso de la situación de su gente, como si de un "parte de novedades" se tratara, diciéndome que lo que más le preocupaba era el estado de la conductora. ¡Con lo que él tiene encima! Este teniente me ha dado una lección de lo que debe ser un Mando y que algunos nacen con algunas virtudes sin que su juventud o el tiempo necesario para desarrollarlas les haga perder un átomo de su brillo.
Se me ha hecho un nudo en la garganta, lo confieso, pero me alegro de haberme sobrepuesto y de haber contribuido, aunque sea un poco, a que sienta el orgullo y el agradecimiento de sus "mayores" y de España. El mejor regalo que me ha podido hacer ha sido cuando me despedía al darme las gracias porque le "había subido la moral". ¡más saliva que he tenido que tragar!
Pido a Dios por ellos, pero también pido porque España y su Ejército no los olvide.¡No se lo merecen! Luis, puedes hacer con este texto lo que quieras, empezando por ocultar mi nombre, pero puede ser útil a tu Regimiento al constatar que el Regimiento más antiguo de España sigue dando la sangre de sus mejores hombres al servicio de la Patria. A ti y a mí, como legionarios, nos debe llenar de orgullo ver que uno de los nuestros, aunque ahora vista otro uniforme, sigue llevando en la sangre la pura esencia de los hombres que nos precedieron.. Como dijo el teniente coronel Valenzuela "¡nuestra raza no ha muerto"!

Esto es una copia literal de la carta publicada en la revista digital, y que como bien dice su autor en la misma dirigiéndose a su lector, "puedes hacer con este texto lo que quieras" , consideramos que es un acto de apoyo por nuestra parte su publicación en este blog, ya que su difusión constata el verdadero Espíritu Militar y humanitario de algunas personas.
La misiva ha sido publicada en Ateneadigital.es

No olvides suscribirte, para recibir todas las entradas, directamente a tu correo.

Ingresa tu correo electrónico:

Recuerda confirmar tu suscripción, haciendo click en el enlace que recibirás por correo.

0 Comentarios :

Dejanos tu opinión

Por favor intenta que tus comentarios tengan relación con el tema, que no sean promocionales (spam), ilegales u ofensivos, de otro modo, no serán publicados. ¡Gracias por colaborar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Quieres ver una entrada al azar?

Nuestros vídeos

Loading...

Sigue nuestros vídeos

Google Analytics Alternative