Misma Misión, Distinta Guerra...

Francmi08
Compartir:

Aunque sus advertencias pasaron desapercibidas, ya a principios de año la inteligencia militar española avisó de que se avecinaban tiempos complicados para el contingente de Afganistán. Hasta entonces, la misión había transcurrido con sobresaltos y alguna tragedia, pero con relativa calma, gracias a la geografía.

La zona de control española es una región de población fundamentalmente persa y, por tanto, menos permeable a los talibanes, que son generalmente (aunque no solo) de la etnia pastún. Pero, sobre todo, las tropas españolas, inteligentemente, ofrecían un perfil bajo, aventurándose lo menos posible fuera de sus bases. Esta táctica prudente tuvo que acabarse de forma abrupta el año pasado. La ansiedad por lograr éxitos a toda costa llevaron al alto mando norteamericano a formular una estrategia más agresiva, la que dejó delineada el general MacChrystal antes de ser destituido por hacer unas declaraciones casi golpistas a la revista Rolling Stone. Siguiendo esa estrategia, se han lanzado ofensivas sobre el feudo de los talibanes en el sur y se les exige a los otros países de la coalición que amplíen sus operaciones para quitar oxígeno a los insurgentes.


Posición comprometida
Son esas dos cosas las que han colocado al operativo español en una posición comprometida. La presión sobre los talibanes les ha llevado a ellos a presionar donde las fuerzas de la coalición son más débiles, por ejemplo en la zona española. Pero, sobre todo, está resultando una pesadilla la orden dada a los españoles de desplegar bases operativas avanzadas hacia el norte de la provincia de Badghis, una zona de fuerte presencia talibana.
Los españoles la evitaban como la peste, pero ahora no tienen más remedio que patrullarla constantemente para supervisar la construcción de la ruta Lithium y de la otra carretera estratégica, la Ring Road, que da toda la vuelta a Afganistán y que en el sector español se había ido dejando para más adelante, precisamente por cautela. Por si fuera poco, la ISAF (International Security Assitant Force) ha pedido a los españoles mover su puesto avanzado de Muqur otros cinco kilómetros más al noroeste, en una posición todavía más expuesta.
Los efectos de estas nuevas órdenes no se han hecho esperar. Han despertado a la fiera y desde enero se multiplican las refriegas. Y lo malo es que las perspectivas no son mucho mejores. Una paradoja increíble, pero real, es que los trabajos de reconstrucción sirven para financiar indirectamente a los talibanes, que cobran porcentajes a los contratistas. Al invertir cada vez más en el asfaltado de esas carreteras, España está, posiblemente, financiando a la guerrilla que ataca a sus tropas, un problema común a todo Afganistán y que nadie sabe cómo atajar. De hecho, la solución que se está aplicando no es menos paradójica: pagar a los talibanes para que no ataquen a los convoyes, una táctica que todavía está por ver qué resultados da.


Retirada
Mientras tanto, los esfuerzos para entrenar al Ejército afgano dan algunos frutos, pero tan lentamente que pocos confían en que este se convierta en una fuerza de combate eficaz en un futuro próximo. Sin un horizonte claro para la retirada (el calendario que delineó el Gobierno hace unos días es más bien el de una «no retirada») solo cabe confiar en que las circunstancias cambien por sí solas.
Si no es así, los tres años (al menos) que quedan de presencia española en Afganistán pueden ser realmente duros.
http://www.lavozdegalicia.es/espana/2011/06/27/0003_201106G27P3991.htm

No olvides suscribirte, para recibir todas las entradas, directamente a tu correo.

Ingresa tu correo electrónico:

Recuerda confirmar tu suscripción, haciendo click en el enlace que recibirás por correo.

0 Comentarios :

Dejanos tu opinión

Por favor intenta que tus comentarios tengan relación con el tema, que no sean promocionales (spam), ilegales u ofensivos, de otro modo, no serán publicados. ¡Gracias por colaborar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Quieres ver una entrada al azar?

Nuestros vídeos

Loading...

Sigue nuestros vídeos

Google Analytics Alternative