Documentos Históricos

Francmi08
Compartir:

Al hilo de la entrada con fecha 08/04/2011, continuamos con la serie de documentos que recogen diversos hechos y conmemoraciones otorgadas al Regimiento entre los años 36 y 43.



Orden N.º 135 del Regimiento de Infantería Canarias núm.39,
de fecha 15 de mayo de 1.937.
FELICITACIONES.
El Señor  Jefe del  Gabinete de  Prensa  y Propaganda  del Cuartel General del Generalísimo en telegrama de fecha 11 del actual, me dice lo que sigue:
Antonio Alemán Ramírez heroico cabo Regimiento Tenerife ha sido condecorado con Medalla  Militar y se ha abierto juicio  contradictorio por  si  procede  concederle  la Laureada al 15 de febrero último en el frente de Morata de Tajuña estaba el cabo citado al servicio de su ametralladora cuando se presentaron ante él cinco tanques enemigos llegando  uno  de  ellos  a dos  metros  de  su  máquina . Un cañonazo de uno de sus tanques dio en la trinchera y arrojó del sillín al cabo Antonio Alemán ciego por la explosión con la cara  ensangrentada por la metralla y la tierra, el  cabo buscó  a ciegas su  máquina  y continuó disparando  hasta agotar los cargadores que tenía la ametralladora repelido el ataque  fue  entonces  evacuado y al ser  auxiliado   dijo  al capitán que porque le habían dejado ciego no pudo tirar bien que si no no se le hubiera escapado el tanque "stop". Destáquense con  recuadro  el  caso  extraordinario de  este soldado  que  merece figurar en  el cuadro  de  honor  de  los héroes”.


Orden N.º 274 del Regimiento de Infantería Canarias núm.39,
 de fecha 1 de octubre de 1.937.
Juicio Contradictorio.
S.E. el Generalísimo  con  telegrama postal de fecha 8 del actual,  me  remite  la siguiente  orden  general,  para  su publicación en la de esta Comandancia:
“Cuartel General del Generalísimo.-E.M.-Sección   3ª Orden General del Generalísimo  de 8 de septiembre de 1.937-  II año Triunfal- En Salamanca.
Por el Capitán Juez Instructor, don Enrique Rivas Jordán, del  Regimiento  de  Infantería  Canarias  Número   39, y Ayudante de la 3ª Brigada de la 12ª División,  se remite el siguiente resumen  de  la primera  parte del  expediente de juicio contradictorio instruido a favor del Cabo del mismo Regimiento Don Antonio Alemán Ramírez, para la concesión de la Cruz Laureada de San Fernando.
El día quince de febrero de mil novecientos treinta y siete, en ocasión, de estar guarneciendo  el Batallón de Tenerife unas posiciones en el Olivar del Jarama, ocupadas la noche anterior, y que por este motivo no estaban lo suficientemente fortificadas, pues las trincheras tenían una profundidad de cuarenta a cincuenta centímetros, insuficiente para resguardar debidamente a la guarnición, de ocho y media a nueve de la mañana del expresado día se oyeron ruidos de motores de tanques que marchaban ocultos por  los  olivares,  no  viéndoles  hasta que  llegaron  a una distancia  de  cincuenta  a sesenta  metros.  Produjeron  la natural confusión, por  ser la primera vez que  esta tropa veía un tanque enemigo, y porque el primero   de los cinco carros  traía  un sirviente  con  medio  cuerpo  fuera  de  la tortea, haciendo señas de que no disparasen, interpretando la mayoría de nuestras fuerzas como que iban a pasarse a nuestras filas. Al darse cuenta este sirviente del carro que eran fuerzas enemigas, se introdujo en la tortea. Este carro llegó  a rebasar unos  cinco metros las líneas  del Batallón disparando sus ametralladoras. El Teniente Forto salió de detrás de un olivo donde estaba guarnecido, llevando  una granada  de mano  y una botella  de gasolina;  llegó a poca distancia del  carro,  lanzó la botella rompiéndose  en  las cadenas del tanque y al levantar el brazo para lanzar la granada  de mano,  un cañonazo le  arrancó  el  brazo y el hombro, muriendo inmediatamente. Otro segundo cañonazo explotó al pie  de  la máquina  del  Cabo Antonio Alemán Ramírez salpicándole la cara de tierra, piedras y metralla, produciéndole  heridas,  dejándole  ciego  y lanzándole  del sillín, tirándole a tierra. Se levanta, con la cara llena  de sangre, busca a tientas su máquina, la encuentra, se sienta en el sillín y dispara un cargador que tiene dispuesto. Busca otro  cargador,  carga  la máquina  (todo  esto  a tientas), dispara nuevo cargador, al tiempo que grita “a por  ellos”, “a cogerlos  a todos”, y otras cosas, animando  a la gente a disparar,  reaccionando  ésta, generalizándose el  fuego de fusilería, fusiles ametralladoras, ametralladoras y granadas de mano. Ante esta lluvia  de balas y metralla los tanques, indudablemente atemorizados, retrocedieron, desapareciendo a toda velocidad.
Resulta. Según  las declaraciones, que no existían cañones anti-tanques, y solamente un fusil de siete noventa y dos con cinco cartuchos anti-tanques por Sección y muy pocas botellas de gasolina según una declaración, dos solamente. Con   todos   estos   elementos   de   lucha,   a  todas   luces insuficientes, si los carros hubiesen continuado su fuego, o hubieran marchado por retaguardia de nuestras fuerzas, los daños  que hubiesen  producido  en  ella hubiesen  sido  muy grandes, y que gracias al arrojo y la audacia  del Teniente Fortó y la actitud del Cabo Alemán  Ramírez, que animó a la fuerza, se evitó lo anteriormente expuesto.
En su  consecuencia,  el Juez que suscribe,  creyendo haber practicado todas las  diligencias  prevenidas  en  el artículo cuarenta y tres del mencionado Reglamento y en cumplimiento de cuanto en aquél se preceptúa de permitir dirigir a su elevada Autoridad la presente actuación de los hechos resultantes de la primera parte de las actuaciones”.
Lo que de orden de S.E.,  se publica en la general de este día para conocimiento, exhortando a los Generales, Jefes, Oficiales, Suboficiales y Asimilados,  personal del  Cuerpo Auxiliar  Subalterno del  Ejército, tropa y marinería  que sepan algo en contrario o capaz de modificar la apreciación de estos hechos, a que se presenten a declarar ante el Juez Instructor citado al principio, que reside en Illescas (Toledo) en el destino de que se ha hecho  referencia, en el plazo de 8 días a partir de su publicación.- 
El General Jefe de E.M.- 
Francisco Martín Moreno-Rubricano -
Hay un sello en tinta que dice:-
“Cuartel General del Generalísimo-Estado Mayor”.

Diario  Oficial  del  Ministerio  del  Ejército  núm. 127, de fecha 8 de junio de 1.943.
Vista la información de Medalla  Militar Colectiva a favor del segundo batallón del Regimiento de Infantería de Tenerife  núm. 38, examinada  por el Consejo Superior  del Ejército y de acuerdo con el mismo,  se le concede la expresada recompensa por los méritos contraídos en la pasada campaña que a continuación se citan:
Méritos
Compuesto en su mayoría de voluntarios, que salieron de Tenerife el 1 de diciembre de 1.936, dotado de un espíritu y  un patriotismo  extraordinario,  este  batallón  consigue destacar su actuación casi  inmediatamente después  de su desembarco y llegada al frente de Madrid,  mereciendo ya el 12 de diciembre la primera felicitación de sus superiores.
En la tarde del 14 de febrero de 1.937  y después de haber  estado combatiendo todo el  día, un violento contraataque que el enemigo efectúa contra el flanco de la cuarta Brigada, que en un avance había quedado desligada de la tercera, que actuaba por la Casa Blanca,  haciéndole muchos muertos que los rojos dejan sobre el campo, así como un centenar de prisioneros. Vuelve  a insistir el contrario en la mañana  del  día siguiente, utilizando cinco  carros  de combate,  y vuelven  a estrellarse  sus  ataques  contra  el estoicismo con que los nuestros defienden sus posiciones en combates  durísimos,  que  dan lugar  a episodios  heroicos individuales,  que merecen ser recompensados con la Laureada  de  San Fernando  al entonces cabo  de ametralladoras, hoy Teniente Provisional, Don Antonio Alemán  Ramírez,  y  la Medalla  Militar  Individual al soldado D. Pedro Rumeu Mandillo. El  enemigo, contraatacado a su vez por esta fuerza, huye en desorden, dejando  en poder de nuestros soldados  muchos  muertos y heridos y gran cantidad de material.
Pero si grande fue el espíritu ofensivo del batallón en el  paso  del  río  Jarama   y en  los  combates  de  los  días siguientes, no lo es menor en las pruebas de sacrificio que da durante el mes y medio que permanece en situación defensiva en el Olivar de Nevares, en el que rechaza ataques constantes, entre ellos los durísimos lanzados por los rojos el 17 de febrero, y en los que por cinco veces y apoyados por nueve  carros,  intentan  desalojar  a este  batallón  de  sus posiciones en el citado Olivar. No lo consiguen y tienen que retirarse en desorden y los nuestros continúan en su puesto, dando pruebas de su resistencia.
Disminuidos  sus efectivos al mínimo, sin ganado, lo que  les  obliga  a efectuar a hombros  todo el  servicio  de municionamiento, sin poder ser relevados durante ese tiempo, cuando salen del Olivar de Nevares, unos 150 hombres  escasos  son  el  exponente máximo  del  grado  de resistencia  y  heroísmo   a que  ha llegado  esta  brillante Unidad.

Madrid, 7 de junio de 1.943.

No olvides suscribirte, para recibir todas las entradas, directamente a tu correo.

Ingresa tu correo electrónico:

Recuerda confirmar tu suscripción, haciendo click en el enlace que recibirás por correo.

0 Comentarios :

Dejanos tu opinión

Por favor intenta que tus comentarios tengan relación con el tema, que no sean promocionales (spam), ilegales u ofensivos, de otro modo, no serán publicados. ¡Gracias por colaborar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Quieres ver una entrada al azar?

Nuestros vídeos

Loading...

Sigue nuestros vídeos

Google Analytics Alternative