Compartir:

El Ministerio del Interior no considera necesario elevar el actual nivel de alerta del Plan de Prevención y Protección Antiterrorista pese al riesgo de venganza por parte de Al Qaeda. El titular de esta cartera y vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció, en una comparecencia en el Palacio de La Moncloa, que el Ejecutivo no modificará el ya establecido nivel 2 en grado alto, aunque reconoció que "España tiene un riesgo evidente" y que "no se pueden descartar represalias" tras la muerte de Osama Bin Laden. Para justificar que no introducirá ningún cambio, esgrimió que el nivel ya activado garantiza "suficientemente la seguridad de los españoles" y que en el campo de la prevención el servicio de Inteligencia, las Fuerzas Armadas y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han desarrollado una exhaustiva labor a lo largo de los últimos años. "España tiene un riesgo evidente pero estamos mejor preparados", aseguró Rubalcaba. No obstante, adelantó que "seguramente se tomará alguna medida concreta", aunque no se suba el nivel de alerta, durante la reunión que mantendrá el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, y la de Defensa, Carme Chacón, en la que se analizará en profundidad la situación. El vicepresidente primero no quiso olvidarse del atentado del 11-M -cuya autoría un sector de la sociedad española aún pone en duda- y recordó, además de esta "experiencia tan dolorosa", las declaraciones de Osama Bin Laden justificando el acto criminal perpetrado en Madrid, el mayor de la historia de España.
El nivel de alerta 2 en grado alto -el que ahora se mantiene- se activó en octubre pasado a raíz de una serie de informes del Centro Nacional de Inteligencia. Anteriormente, en diciembre de 2009, se estableció ese mismo nivel, pero en intensidad baja, tras incautarse a ETA unos documentos en los que se hacía referencia a la posible comisión de dos atentados. También en ese momento se evaluaron como factores de riesgo la proximidad de la presidencia española de la Unión Europea, así como la permanente amenaza del terrorismo yihadista, cuyo último episodio por aquellas fechas fue el frustrado atentado en el vuelo Amsterdam-Detroit.
Meses antes, en junio de ese mismo año, el Ministerio del Interior introdujo algunas modificaciones en el Plan de Prevención y Protección Antiterrorista, elaborado tras el atentado del 11-M. El cambio supuso ampliar de tres a cuatro el número de niveles de alerta y establecer en cada uno de ellos dos grados de intensidad: alta o baja. Desde entonces, 
el nivel 1 es para riesgo potencial de atentado
el 2 para "riesgo probable de atentado"; 
el 3 para "riesgo altamente probable de atentado", y 
el 4 para "riesgo de atentado inminente".
Los diferentes niveles contemplan una serie de actuaciones tanto de vigilancia como de prevención y disuasión en función de la amenaza y prevén la colaboración con los servicios de seguridad privada (nivel 1) y con las Fuerzas Armadas, que serán alertadas para su eventual intervención en el nivel 3 y cuya colaboración está prevista en el nivel 4. En este último se prevé, igualmente, la activación del Equipo Policial de Apoyo ante grandes ataques terroristas, creado en 2005. Es al secretario de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior a quien le corresponde activar cada uno de los niveles.
Fuente: http://www.revistatenea.es/RevistaAtenea/REVISTA/articulos/GestionNoticias_4574_ESP.asp

No olvides suscribirte, para recibir todas las entradas, directamente a tu correo.

Ingresa tu correo electrónico:

Recuerda confirmar tu suscripción, haciendo click en el enlace que recibirás por correo.

0 Comentarios :

Dejanos tu opinión

Por favor intenta que tus comentarios tengan relación con el tema, que no sean promocionales (spam), ilegales u ofensivos, de otro modo, no serán publicados. ¡Gracias por colaborar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Quieres ver una entrada al azar?

Nuestros vídeos

Loading...

Sigue nuestros vídeos

Google Analytics Alternative